Me parece una gran falta de consideración que en la estación Moneda del metro (de Santiago de Chile) no hayan asientos. Qué pasa con la tercera edad, las embarazadas y todos los que simplemente están cansados y se quieren sentar un rato mientras llega el tren (algo bastante común los domingos en la tarde)?
Algunos usuarios del metro trataron de ser creativos y se sentaron en las barandas de protección que pusieron frente a los cuadros en exposición en el andén, pero el guardia de turno, rápidamente, le dijo que no estaba permitido.

EXTRA EXTRA

Hoy 21 de Febrero del 2006, he enviado a través de su formulario Web una nota a Metro reclamando por el tema de la falta de asientos. A ver si responden.