Hoy, la prensa indicaba que Metro necesita 50.000 usuarios por hora para justificar su operación en la noche. Yo creo que se puede enfocar de otra forma el tema.

Como medidas para bajar los costos, las estaciones podrían operar solamente con guardias (opcionalmente personal de limpieza) de modo que se ahorrarían las horas de la gente que trabaja en boleterías. Para compra de boleto, puede ser anticipada, usar las máquinas expendedoras o la tarjeta multivía. También se puede bajar a frecuencia a un tren cada 30 minutos.

Como medidas para subir los ingresos, el pasaje nocturno podría ser más caro, inaugurando con esto un tercer tramo tarifario, o bien, cobrar lo mismo que en hora alta, si es que los números lo permiten.

Es claro que si deciden tomar esta iniciativa, tienen que hacer difusión suficiente, para que los usuarios sepan y usen el servicio.

Juanjo