Me reconozco jugador empedernido. Pero no de juegos de azar que tengan dinero de por medio, ni de los dudosos juegos de habilidad que se infiltran impunemente en la ciudad.
Me gustan los juegos de cartas coleccionables tipo Magic, también los juegos de cartas no coleccionables como Chez Geek, los juegos de rol, los juegos de tablero (desde ludo, hasta Settlers, pasando por Zombie Plague), los juegos folklóricos como el cacho y el carioca, los juegos de computador, de consola, los juegos de palabras, los juegos mentales, los juegos de estrategia, etcétera.
Sobre todo me encanta la sensación de enfrentarse a un juego nuevo, entender su dinámica y sus reglas. Empezar a desarrollar estrategias, probarlas contra los otros jugadores, adaptarse, sobrevivir y ganar.