cotidiano


Desde que me incorporé al mundo laboral, hace unos 12 años, siempre nos hemos visto enfrentados al mismo problema. Llega la hora de almuerzo y nos empezamos a mirar las caras, proponer lugares, descartar otros tantos, tolerar a los mañosos, mirar por la ventana para ver si está lloviendo, todo esto para finalmente poder salir a almorzar.

Muchas veces el tomar la decisión fue un proceso bastante complejo, más aún si la cantidad de comensales era mayor a cuatro. Y otras muchas veces, el destino fue cambiado durante la caminata al lugar original, o bien al comprobar que no quedaban mesas disponibles.

Para resolver este problema, primero en modo de broma y luego más en serio, junto a los compañeros de trabajo actuales ideamos un algoritmo para decidir donde almorzábamos:

Algoritmo de Almuerzo

Algoritmo de Almuerzo

Por un par de semanas funcionó sin problemas. Incluso algunas veces servía para poder oponerse a la opción predeterminada. Pero luego nos dimos cuenta que la selección diaria empezaba a volverse rutinaria y que, de no haber lluvia, nuestro universo de locales de almuerzo se reducía a 6 (5 de Lunes a Viernes y uno más a fin de mes).

Esto planteó el desafío de un nuevo algoritmo, que permitiese tener más variedad de lugares. Luego se agregó como requerimiento que se pudiese poner una nota a cada lugar y que se llevara registro de la cantidad de veces que habíamos asistido a cada uno.

El modelo preliminar resultante fue bastante más complejo que el anterior. Dependiendo del puntaje de cada lugar, se llenaban lugares en una suerte de ruleta, la cual luego era revuelta. Aleatoriamente se elegía uno de los lugares de la ruleta y se procedía a lanzar la moneda.

El lanzamiento de moneda fue un detalle algo sádico que permitió incorporar el número de visitas en el algoritmo. Por cada visita que hubiésemos hecho al lugar preseleccionado, se lanzaba una moneda. Si salía cara, se volvía a lanzar. Si salía sello, se descartaba el lugar preseleccionado y se volvía a la ruleta. Luego, si un lugar había sido visitado 5 veces, debían salir 5 caras seguidas para que pasara de preseleccionado a seleccionado. Claramente si un lugar no había sido visitado nunca y era preseleccionado, automáticamente pasaba a seleccionado.

Luego, dado que se usa la nota de cada lugar para determinar la cantidad de veces que se repite en la ruleta, la probabilidad de preseleccionar un lugar es:

Probabilidad de Preselección

Probabilidad de Preselección

Y la probabilidad de selección de un preseleccionado es:

Probabilidad de Selección

Probabilidad de Selección

De esta forma, en general se privilegian los lugares mejor evaluados, pero evita que salga siempre el mismo al que vamos siempre, con lo que debería quedar un poco más parejo.

Comentarios, críticas, observaciones, oportunidades de mejora, todos son bien recibidos.

Para comenzar, debo decir que mis expectativas eran altas. El tema ya no es tan nuevo, hay mucho trabajo realizado en Internet, libros escritos, herramientas y gente que se ha adentrado en la materia. Desgraciadamente mis altas expectativas no fueron del todo satisfechas, creo que había más revuelo que contenido. Pero desde la perspectiva de que era necesario que existiese algún referente local, está bien. Es un buen punto de partida, porque permitió, entre otras cosas, tomarle el peso al arrastre que tiene el tema, a la necesidad de saber que tienen muchos, y a tener una pequeña vitrina donde poder aspirar a mostrar sus trabajos.

Hilando más fino, creo que la organización en general estuvo bien. El punto negro fue la falla de la videoconferencia con Sheila Pontis, quien se notó que tenía la mejor disposición del mundo, y por lo mismo duele más que las fallas técnicas locales (previsibles) frustraran su participación. El coffee break de 45 minutos para tratar de corregir el problemano fue suficiente. Y tener problemas de ancho de banda, cuando estás en la casa matriz de Movistar, se ve peor.

Me quedo con la sensación de que mucha de la gente que fue al evento esperaba que le dijeran el como hacer visualización de datos. Si esa era su expectativa, creo que se quedaron con las ganas.

Curiosamente, cuando vi el programa, pensé que la charla que menos me interesaría sería la de Paulo Saavedra, pues hablaría de los esfuerzos del gobierno para estandarizar la web de servicios. Y finalmente, sin sentir que directamente fuese sobre visualización de datos/información, fue la charla que más disfruté. Entre su capacidad de entregar su charla en forma amena y presentar un desarrollo de un tema en forma coherente, y con resultados concretos, fue el que más brilló.

Respecto de los otros charlistas, Christián Oyarzún pudo haber mostrado su proyecto Fault en 5 minutos y haberse retirado. En cambio, tuvimos que soportar su volada y en los últimos 5 minutos presentó Fault. Rodrigo Duarte le puso empeño, pero sentí que estaba mostrando un proyecto comercial y que respondió desde esa perspectiva las preguntas que buscaban a un evangelista de la visualización de datos.

Destacaron algunos integrantes del público que hacían preguntas de 3 minutos, donde los primeros 2 minutos y medio eran autoreferencia y el remanente era una pregunta casi retórica.

Dignos de destacar en la mesa redonda fueron Herbert Spencer, que nos trajo el fuego de Fry, y Mario Saavedra que habló desde la experiencia concreta y con mucha sensatez (y con un par de zapatillas con personalidad propia).

Espero ansioso la próxima iteración de Big Bang Data porque sé que será mejor. Era necesario tener una primera instancia para poder empezar a iterar y mejorar. Se ha cumplido con ser la primera instancia, esperamos que de ahora en adelante todo mejore.

#BigBangData #bbd10

Cuando el servicio telefónico se ve interrumpido, es decir, no podemos realizar llamadas o recibirlas, le exigimos un descuento por los días sin servicio a la compañía que lo presta.

Cuando la navegación por internet se realiza a velocidades muy inferiores a la contratada, incluso para tráfico nacional, y en distintos horarios, reclamamos a la compañía que presta el servicio y exigimos un descuento o compensación por el servicio degradado que tuvimos.

Cuando se corta la luz en forma no programada más de cierta cantidad de veces en un período de tiempo específico, la compañía que presta el servicio debe, por ley, compensar a los clientes.

¿Se imaginan, si en vez de cualquier tipo de compensación, recibiésemos el mensaje: “el servicio está interrumpido o degradado, disculpe las molestias”? Pues es exactamente eso lo que hace Metro cuando hay demoras en los trenes, detenciones imprevistas en los túneles, atochamientos en los andenes o estaciones, o cualquier otra interrumpción o degradación de su servicio. ¿Y qué compensación recibimos los usuarios, los clientes, los que pagamos por un servicio? Nada, aparte de la molestia que provoca estar pagando cada vez más por un servicio que cuando debiera compensarnos solo nos dice sorry.

Es normal para mí, pasar por ciertos períodos en que siento la inquietud de crear, de inventar. Y dependiendo del problema o situación que tenga a mano será el destino que tenga dicha energía creadora.

En algunos casos me ha servido en lo laboral, pues me ha permitido entregar una solución novedosa o entregar un aporte inesperado. En esos casos los llamo “pet projects”, porque son eso, una suerte de proyecto mascota, el que con algo de suerte y bastante esfuerzo, se puede convertir en algo de utilidad práctica. Recuerdo con especial cariño varios programas y una intranet que levanté en Entel, los que les hicieron más sencillo el trabajo a los usuarios.

En este momento estoy pasando por una de esos períodos creativos, y he decidido atacar un área relativamente nueva, la Visualización de Datos. Porque no da lo mismo mirar una tabla de varios cientos de filas de datos, que una infografía o diagrama que a primer golpe de vista te transmite mucho más que solo los datos. Dado que el campo de la Visualización de Datos es muy amplio, decidí comenzar por la automatización en la generación de diagramas de anillo y luego ver a donde me lleva la inspiración, la necesidad y el efecto serendipity.

El valor agregado fue el de elegir un formato astuto para generar los diagramas, de modo que si necesitasen retoques, no fuese una pesadilla y requiriese usar Photoshop. Por esas razones elegí el formato SVG, el cual esencialmente es texto. Con más detalle es un XML. Desde ese punto de vista, con cualquier editor de texto se puede modificar un SVG, pero si se quiere editar en forma gráfica, sé de al menos de un programa gratuito, Inkscape (licencia GNU GPL), por lo que me quedo tranquilo con lo de portabilidad y openness.

Les dejo los primeros diagramas generados por el programa que desarrollé (bash y awk). Como observación al margen, convertí los archivos de SVG a PNG solo para poder publicarlos, pues WordPress no permite archivos gráficos de formato SVG. Lo triste es que el tamaño del archivo aumenta en un factor de 10 (o más).

1. Aporte Fiscal del Presupuesto 2009 de Chile (fuente)

Aporte Fiscal Presupuesto Chile 2009

Aporte Fiscal Presupuesto Chile 2009

2. Votantes Inscritos por Región a Septiembre del 2009 (fuente)

Votantes Inscritos por Región a Septiembre del 2009

Votantes Inscritos por Región a Septiembre del 2009

3. Composición del Senado Chile 1990 – 2010

Composición del Senado Chile 1990 - 2010

Composición del Senado Chile 1990 - 2010

Personalmente me queda más clara la evolución de cada partido de esta forma que de la forma utilizada por emol.

En la medida que vaya fabricando nuevos programas para nuevas visualizaciones los iré agregando aquí. Espero sus comentarios.

No es la primera vez que me toca observarlo, pero hoy me hastió lo suficiente como para escribir.

Quizás recuerden hace unos 8 o 9 años atrás, que estuvo de moda el tema de los Alguaciles. Era un grupo de civiles amigos de Carabineros de Chile. Y esa amistad se traducía, según recuerdo, en pagar una suscripción a una revista institucional, a cambio de lo cual se recibía una credencial que podía ser mostrada, discretamente, cuando uno fuese detenido por un carabinero. Nadie lo aseguraba, pero se supone que el presentar dicha credencial podía suavizar la reacción del carabinero ante alguna eventual falta a las leyes del tránsito. El tema se destapó, se hizo público, y apareció gente de alto cargo en Carabineros diciendo que lo iban a investigar, pues no podía operar algo así. Aparentemente el tema se acabó ahí. Aparentemente.

En un costado del Ministerio de Relaciones Exteriores, la cara de nuestro gobierno al mundo, específicamente en la calle Bombero Salas, existe una señal de tránsito de no estacionar ni detenerse al costado del ministerio. Es normal que esta señal se ignore, aunque sea una calle estrecha y en la vereda opuesta se estacionen vehículos policiales. Lo que es curioso y llama la atención es que muchos de los vehículos que se estacionan al lado del ministerio tienen, curiosamente, una revista de Carabineros de Chile en el asiento del copiloto. ¿Será esa una forma de que no les cursen la infracción que se merecen por ignorar una señal de no estacionar ni detenerse? ¿Qué creen ustedes?

Salió de sorpresa. Soledad recibió el llamado de Alejandra el mismo día en la mañana. Preguntaba si teníamos que hacer algo en la tarde, porque tenía entradas para el segundo recital de Ennio Morricone. Le dijimos que nos encantaría ir.

Durante la tarde me enteré que tendría que usar chaqueta y corbata, y todavía hacía algo de calor. Pero accedí, todo sea por la buena música.

Cuando llegamos la fila tenía unas tres cuadras de largo y crecía más a cada minuto. Alejandra y Marcelo venían en auto desde Viña del Mar y finalmente nos alcanzaron en la entrada al recinto, cuando la fila ya había avanzado mucho.

Los asientos de la galería eran unos andamios, pero el espectáculo valió la pena. Nos supo transportar a lugares y tiempos lejanos. Llenó el ambiente de magia. El público supo agradecerlo y ovacionó de pie y por largos minutos a Morricone. Fue un gran espectáculo.

Segundo Concierto de Ennio Morricone, antes de comenzar

Sole y Juanjo en la galera

Segundo Concierto de Ennio Morricone, en el intermedio

Así es, nuevo destino en el horizonte.

En Mayo de este año partiremos a Boston por once días, en los cuales esperamos caminar mucho por la ciudad, conocer lugares históricos, museos, bibliotecas, universidades (Harvard y MIT), comprar algunos libros y en general disfrutar la experiencia de conocer un lugar nuevo.

Si alguien tiene alguna recomendación o consejo, será bienvenido.

Un par de sueños extraños que tuve a mediados de Febrero:

Sueño 1:

Estaba en una casa, la cual no recuerdo, pero en ese momento parecía ser la casa familiar, y aparentemente podía ver cosas que ocurrían más allá de mi campo visual.

Primero veo que mi madre deja en el marco de una ventana cerrada una vasija en la que hay una sustancia tóxica volátil para matarme. De alguna forma me doy cuenta y lo elimino.

Luego veo que mi madre deja otra vasija en el mismo lugar, con una sustancia distinta pero con el mismo fin, matarme.

Me decido a subir las escaleras para ir a confrontarla acerca de porque me quiere matar y despierto.

Sueño 2:

Estoy paseando por un barrio, buscando una casa para comprar, pero el barrio es muy pequeño, las casas son pequeñas, y están situadas en una pequeña loma (en perspectiva parecían pequeños mausoleos sobre un túmulo). Dentro del sueño todo me parecía normal. Algunas de las casas se ven interesantes y le digo a la vendedora que me interesa ver hasta qué monto me puede prestar el banco para poder elegir entre las casas que estén a mi alcance. Me pide que la acompañe y empezamos a caminar varias cuadras. En eso, veo que más adelante, dos delincuentes están tratando de robarle el maletín a otro de los compradores de casa y sospecho que me llevan a ese lugar para robarme también. Me doy media vuelta y empiezo a correr hasta llegar a la esquina donde estaba viendo las casas y justo diviso a un par de carabineros a los que, mientras corro, por medio de señas les hago entender que allá atrás están robando. Los carabineros van al lugar y detienen a los delincuentes. Despierto.

Hace un par de días tuve otro sueño:

Sueño 3:

Con mi esposa llegamos a China de vacaciones. Paseamos por sus calles, que no se ven tan concurridas como esperábamos. Pasamos a un restaurant a ver la carta, luego nos ponemos de pie y nos vamos, pues creo haber recordado que teníamos una reserva en otro local. Caminamos un poco para llegar al otro restaurant y nos cuesta darnos cuenta por que lado se entra. Nos reciben amablemente y les indico que teníamos reserva. Nos llevan a la mesa y está servida (los platos se ven bonitos y humeantes), pero nos dicen que la reserva es para siete personas y que debemos pagar por adelantado. Eso me complica pues somos dos y no se si nos alcance el dinero que andamos trayendo. Despierto.

Si alguien quiere atreverse a dar una interpretación a alguno de ellos yo no tengo problemas.

He estado algo desaparecido de estos lados, lo admito.

Han pasado muchas cosas desde Julio del año pasado, algunas buenas, otras no tanto, pero he vuelto.

A todos los habitantes de El Salvador, y a todos los que nacieron ahí, y a los que tienen familiares ahí, y a los que simplemente les gusta ese país, les pido disculpas por la horrorosa falta al protocolo que acabo de presenciar. En la Plaza de la Constitución, ubicada frente al palacio presidencial (La Moneda) ondeaban algunas banderas chilenas y otras salvadoreñas, pero el detalle era que algunas de las banderas salvadoreñas ¡estaban puestas al revés! con el escudo invertido. Al encargado de protocolo no se le puede ir un detalle así. Por eso, a nombre propio, les pido disculpas, pues al menos yo, no quise ofenderles.

Si hubiese andado con la cámara digital, habría capturado este momento para la posteridad, pero andaba solo con el celular.

PlazaDeLaConstitucion

« Previous PageNext Page »