Y afortunadamente no son los poltergeist, sino que dos preciosos cachorros de gato, los cuales ya tienen nombre, y no corresponden a ninguno de los sugeridos. Les presento, por ahora sin fotos, a Fourier y Tesla.