En pleno Santiago, en la esquina de calles Teatinos con Moneda, frente al palacio presidencial, trabajadores de una empresa constructora que realiza reparaciones en un edificio cercano (Ministerio de Hacienda) estaban sacando agua de un grifo para sus propios fines. No solo estaban mal utilizando un recurso destinado a combatir los incendios, por el cual ni siquiera estaban pagando, sino que obraban a vista y paciencia de al menos 4 efectivos de Carabineros de Chile, los cuales aparentemente no tenían nada en contra de la acción que se realizaba.

Parece que la próxima campaña que realice Bomberos tendrá que partir en el Ministerio de Hacienda y en Carabineros de Chile.

Advertisements