El día Sábado me sorprendí al leer una noticia al más puro estilo de los mitos de Cthulhu. Cito al diario El Mercurio:

2 muertos en crimen en el mar

La apacible navegación que realizaba la lancha “Cañaveral” el jueves último cerca de las islas Guaitecas se trasformó en tragedia alrededor de las 16 horas, cuando el motorista de la embarcación asesinó con un cuchillo a un compañero de tripulación, provocó la desaparición de otro y luego se quitó la vida. El dramático episodio se registró mientras la lancha navegaba entre Punta Yatac e isla Mauchi, al sur de Quellón, en Chiloé. Sergio Matamala Carrasco (44) apuñaló en la pequeña cocina a José Luis López Espinoza (22), técnico en pesca. Al escuchar los gritos de la víctima, el patrón de la lancha, Carlos Millacura Yudumán (31), bajó a ver qué pasaba. Allí encontró al homicida, con quien inició una riña. Millacura, aterrorizado, se lanzó al agua sin salvavidas. Hasta el cierre de esta edición continuaba desaparecido.

Luego, Matamala subió al puente de la lancha y se lanzó al mar encadenado a un bloque de cemento.

Después de leer eso, me saltaron muchas interrogantes. ¿Qué lo motivó? ¿Qué aterrorizó a Millacura, si inicialmente se lanzó a pelear contra Carrasco? ¿Quién reportó lo sucedido? ¿Qué más hay cerca de las islas Guaitecas? ¿Estará bien calculada la ubicación de R’lyeh?

Advertisements