Y por tienda me refiero a Guild Dreams. Es una de las pocas tiendas que vende juegos de rol, dados, cartas y tablero, además de tazones, pines, poleras y toda la parafernalia asociada, y he notado, con pena, que poca gente compra. Son muchos los que van y usan la mesa que tienen para jugar rol, o se echan encima de los sillones, conversan, comen, sin que nadie los presione, los persiga o los obligue a comprar. Y qué gana la tienda a cambio de dar este espacio a la comunidad? Nada o casi nada.

Este tipo de actitudes tan amables con la comunidad no son fáciles de encontrar, pero en cambio son fáciles de perder. Cuántos siguen fotocopiando manuales o bajándolos de internet? Si te gusta un juego, si es tu juego de cabecera, muestra una pizca de agradecimiento para el inventor, el editor y la tienda donde lo conociste o jugaste y cómpralo original. Es la única forma que tienen las tiendas de sobrevivir, vendiendo. Por cada tienda de juegos que tiene que cerrar (y ya lo han hecho muchas) es más difícil que salga una nueva, pues hay un nuevo antecedente más que el negocio no es bueno.

Por eso les hago un llamado, sobre todo a aquellos jóvenes profesionales que ya están ganando un sueldo, que se metan la mano al bolsillo y compren manuales originales, compren juegos, compren dados, mantengan viva la tienda que los  acoge y que les pide tan poco a cambio (nada).