May 2006


Como alguno de Uds. sabrán, durante Marzo de este año, fuimos con mi esposa a San Francisco EEUU. Allá, como era previsible, pasé a darme una vuelta por una tienda de libros, en este caso fue Barnes & Noble. El lugar era inmenso y además tenían un café Starbucks dentro.
Habían una cantidad no despreciable de espacio en sus repisas dedicado a fantasía y ciencia ficción. Rápidamente me fui a buscar los libros más nuevos de Terry Pratchett y me matriculé con 6. Pasé por caja y pagué con tarjeta de crédito. Cosa curiosa, fue el único local donde me pidieron algún tipo de identificación para pagar con tarjeta. Afortunadamente andaba con mi cédula de identidad, así que todo bien. Los libros se fueron en bolsa al hotel y casi directo a la maleta.

Lo malo: Al llegar a Chile y desempacar, nos dimos cuenta que en la bolsa habían 5 de los 6 libros.
Lo bueno: Mandé correo a atención al cliente con todos los datos, número de boleta, número de transacción, fecha y hora, pues según yo, ese día les debe haber aparecido un descuadre.
Lo bonito: Después de un poco de demora, ayer me llegó por FedEx el libro faltante. Da gusto que a uno como cliente lo respeten y le crean, lo cuiden y lo traten bien. Ojalá otras tiendas aprendieran.

Finalmente el día Jueves 4 de Mayo inicié el Diplomado en Seguridad Computacional en la Universidad de Chile. El programa se ve interesante y desafiante, así que tendré entretención hasta Septiembre.
Lo único malo es que las clases son Martes y Jueves, lo que boicotea las sesiones de rol de los Martes. En fin, ya le buscaremos arreglo.

Se podría decir que soy un cliente habitual de Ruby Tuesday. He concurrido a sus locales de Isidora Goyenechea, Moneda y Alto Las Condes, y siempre había tenido un servicio que me dejaba satisfecho, pero el local de Parque Arauco me decepcionó.
Con el afán de probar platos de la carta que no había probado, decidí ordenar el Ruby’s Filet. Me preguntaron cómo lo quería, y lo pedí bien cocido. Después de una demora razonable, rayando en el exceso, llegó mi plato con lo que yo llamaría media porción de carne. He visto los trozos de lomo que sirven, y el filete con esfuerzo llegaba a la mitad. Y tampoco estaba bien cocido.
Y la atención también dejaba que desear. En todo el tiempo que estuvimos, no nos llevaron ketchup ni mostaza, como es tradicional en otros locales.

A la lista negra el local del Parque Arauco.

Hoy en la mañana vi interrumpido mi viaje en Metro por una brusca frenada. Unas 3 o 4 personas cerca mío casi caen. A los pocos segundos se escucha por altoparlante que la detención se debió a una falla de sistema, y que se reanudaría la marcha a la brevedad. Ante tamaña falta a la calidad solo pude exclamar “menos mal que no es un avión”. Algunos pasajeros sonrieron.

Después de haber pasado por el proceso de planear un viaje al extranjero, haberlo concretado y haber vuelto feliz, me puse a reflexionar sobre lo difícil que puede ser para algunos extranjeros (sobre todo los no hispanoparlantes) el venir a Chile y en particular a Santiago.

De entradita, se topan con que poca gente habla inglés sobre el nivel escolar (con suerte), y no digo con esto que seamos ignorantes, sino que muchos no se atreven a hablar lo (poco) que saben. Después chocan con todos los modismos, con una cantidad de desinformación acerca de muchas cosas que se dan por sabidas (boletos diferenciados en el metro según el día y la hora, por ejemplo).

Con toda la información que pude conseguir por adelantado de San Francisco, no tuve mayores problemas para movilizarme, comer, visitar atracciones y comprar no solo souvenirs. Con todo esto en mente, me hice el firme propósito de compilar y traducir información para que cualquier angloparlante que quiera venir a Chile (y Santiago en particular) pueda estar sobre aviso acerca de un montón de pequeños detallitos. ¿Se imaginan a alguien de Finlandia sentado en una micro y que un niñito le deje el típico calendario en la pierna para pasar “cobrando” después?

Finalmente concreté el propósito y empecé a escribir el blog Chile 101, algo así como un curso introductorio a Santiago de Chile para turistas extranjeros.

Si alguno de Uds. tiene amigos extranjeros que hayan pasado por la experiencia de venir a Santiago, por favor mándenle el link para que aporten un poco de crítica constructiva. También les pido ideas respecto a la estructura de la información y los puntos a tocar.

« Previous Page