February 2006


Para ella Ravioli di Carciofo.
Para mí Gnocchi di Ricotta e Spinaci alle Noci.

El Tiramisú d’Arancia estaba fantástico, la Torta Mascarpone no tanto.

Feliz Día de los Enamorados

Me queda la amarga sensación, que todo el avance y progreso, en la mayoría de las veces, solo le sirve a la gente con más dinero. A un cartonero, le mejora la vida el que completen la autopista Américo Vespucio? O el que suban el pasaje del metro, porque ahora llega más lejos? O que la oferta de banda ancha se esté acercando a la de países desarrollados?

El dinero se pone en acortar o agrandar la brecha?

Y que pasa si los físicos, después de mucho estudiar las partículas sub-atómicas, se dan cuenta de que la más infinitesimal de las partículas existe solo si alguien la observa?

Y si la cohesión del universo, de la creación, depende exclusivamente de que creamos en que existe?

Y si decidimos no creer?

Me parece una gran falta de consideración que en la estación Moneda del metro (de Santiago de Chile) no hayan asientos. Qué pasa con la tercera edad, las embarazadas y todos los que simplemente están cansados y se quieren sentar un rato mientras llega el tren (algo bastante común los domingos en la tarde)?
Algunos usuarios del metro trataron de ser creativos y se sentaron en las barandas de protección que pusieron frente a los cuadros en exposición en el andén, pero el guardia de turno, rápidamente, le dijo que no estaba permitido.

EXTRA EXTRA

Hoy 21 de Febrero del 2006, he enviado a través de su formulario Web una nota a Metro reclamando por el tema de la falta de asientos. A ver si responden.

« Previous Page